Industria Química

Metales duros 

Los metales duros se utilizan de forma generalizada para fabricar herramientas, piezas mecánicas, perfilería y abrasivos.

Considerados como materiales compuestos, este grupo de materiales se caracteriza por su naturaleza metálica y una particular combinación de propiedades como la dureza y la resistencia. Como regla general, los metales duros se componen en un 90-94 % de carburo de tungsteno (fase de refuerzo) u otros carburos, muy duros pero a la vez muy frágiles, y en un 6-10 % de cobalto, níquel o hierro, que actúan como aglutinantes, también llamados componentes duraderos.

Estos aglutinantes relativamente blandos, dúctiles y con un punto de fusión bajo, se encargan de la etapa conocida como fase de unión de fluidos, en la que las partículas de carburo se humedecen durante la sinterización.

El aglutinante permea las partículas aglomeradas, compactando el cuerpo por contracción de los materiales duros, hasta el mínimo tamaño posible. Los carburos metálicos duros están rodeados por la matriz metálica del ligante, pero los constituyentes heterogéNeos metalográficos permanecen separados.  En los últimos años los metales duros han mejorado considerablemente, con nuevas aplicaciones y mejoras continuas de calidad y de tecnología de producción, probando así sus altas cualidades. Esto conlleva naturalmente, al aumento de las necesidades de proceso y producción.

Contact Applications

We do not only promise quality, but also individual consulting. Let us start your project together.

Request information

NETZSCH-Beads®

Productos & Soluciones en NETZSCH-Beads®