Industria Química

Aplicaciones Nano 

"Nano" es la palabra de moda.

La tecnología Nano es un término general para una amplia paleta de aplicaciones que tienen que ver con estructuras y procesos a escala nanométrica: partículas sólidas en suspensiones y polvos, gotas de líquido en emulsiones, nebulizaciones, esprais o espumas cuya dimensión primaria es menor que 100 nm. Las nanopartículas tienen una superficie específica muy grande, en donde los átomos superficiales son normalmente muy reactivos. Esta característica es lo que hace únicas a las nanopartículas logrando unas propiedades especiales.

Con la ayuda de este tipo de partículas, es posible fabricar recubrimientos extremadamente duros y resistentes al roce, materiales con nuevas propiedades como las cerámicas de baja sinterización, metales amorfos (transparentes), y materiales con alta resistencia a la tracción y resistencia a la rotura a bajas temperaturas o superplasticidad a altas temperaturas. Las nanopartículas son más pequeñas que los virus y las bacterias. Por lo que, como norma, pueden penetrar fácilmente en las células. Esta característica hace que las nanopartículas sean muy interesantes en la industria farmacéutica, ya que pueden utilizarse como transporte de "ingredientes efectivos" a través de barreras biológicas.

Existen dos maneras de producir nanopartículas. Con el método de condensación o "bottom-up", donde las partículas se forman mediante el agregado molecular de una sustancia existente en forma disuelta, líquida o gaseosa. Estas técnicas de sol-gel, precipitación, micro-emulsión y procesos en fases de gas, son ventajosas en tanto en cuanto es posible producir sistemas de partículas de alta pureza, prácticamente mono-dispersadas. El contrapunto es que la capacidad productiva máxima es normalmente bastante baja. Esto significa, que habitualmente estos métodos ofrecen una capacidad limitada de escalado.


La producción de partículas muy finas mediante la molienda de partículas gruesas se conoce como método de dispersión o "top-down". Estos trabajos de molienda requieren altas densidades energéticas, como las que se alcanzan en los molinos agitadores por microesferas. La molienda en vía húmeda es el método usado en los molinos agitadores de microesferas. Se utilizan en varias ramas de la industria, para la molienda de materias primas, así como para la dispersión de pigmentos y otros productos procedentes del método "bottom-up".

Contact Applications

We do not only promise quality, but also individual consulting. Let us start your project together.

Request information