Alimentación & Confitería

Harinas especiales / Protein Shifting

Molienda y Clasificación con mayor capacidad de producción

La demanda nutricional mundial de proteínas de origen vegetal está incrementándose de manera considerable. Las principales fuentes son la soja, el trigo o los guisantes. Cada vez más, se toman en consideración cultivos regionales como las habas.

Los productos semielaborados son, entre otros, harinas o aislados enriquecidos con proteínas que utilizan procesos húmedos o secos o una combinación de ambos.

NETZSCH se centra en el enriquecimiento de la fracción protéica mediante la molienda en seco. Este proceso, llevado a cabo en la producción clásica de harina, se está utilizando también para procesar leguminosas como guisantes amarillos, habas, frijoles mungo o garbanzos.

El objetivo del proceso es obtener una fracción rica en proteínas mediante la molienda fina y la clasificación, en la que la cantidad de proteína es considerablemente mayor que en el producto original.

Contact Applications

We do not only promise quality, but also individual consulting. Let us start your project together.

Request information

ejemplo de aplicación

Legumes

Paso 1 del proceso – Producción de harina refinada

Idealmente, las legumbres limpias se descascaran antes del proceso de enriquecimiento de la fracción proteica a una porción residual de < 1 %. El refinado sirve para romper la estructura celular y aislar los gránulos de almidón relativamente grandes de los gránulos de proteína más pequeños. Dependiendo del producto, las proteínas tienen un tamaño de partícula de < 3 µm, mientras que los gránulos de almidón varían de 3 a 40 µm.

Lo más importante para la separación posterior es que durante la molienda, la diferencia de tamaño entre los gránulos de proteína y almidón sea la mayor posible. Se debe tener cuidado de no dañar los gránulos de almidón en el proceso. La forma más efectiva y moderada de lograr esto es a través de la molienda por impacto con un molino clasificador NETZSCH tipo CSM.

 

Paso 2 del proceso – separación utilizando un clasificador de alta eficiencia tipo CFS/HD-S

La harina refinada resultante tiene un tamaño de partícula de entre 40 y 70 µm, y tras ello, se separa en una fracción alta y baja en proteínas. Se trata de un rango que lleva al límite el tamizado convencional. Por esta razón, el enriquecimiento de la fracción proteica se lleva a cabo mediante clasificadores por aire.

El clasificador de alta eficiencia NETZSCH tipo CFS-HD/S se utiliza para lograr los caudales más elevados con la mínima pérdida de proteína en la fracción con alto contenido de almidón.

A diferencia de los clasificadores convencionales, este clasificador es muy compacto y está preparado para una dispersión y separación más eficientes: ¡las ventajas decisivas cuando se analiza el enriquecimiento de proteínas en términos económicos!